Historia del colegio

Madre Petra

Corría el año 1893, exactamente el 17 de abril, cuando Madre Petra, nuestra Fundadora, escribe al Cardenal Rampolla diciéndole:
«Siempre hemos deseado ardientemente tener el Noviciado en Valencia, por venerarse allí la Imagen de Nuestra Señora de los Desamparados, titular de la Congregación. Nuestro corazón está y ha estado siempre allí».

Con fecha 27 del mismo mes, el Cardenal Rampolla intercede ante el Arzobispo de Valencia, Mons. Ciriaco Sancha y Hervás, para que haga posible el deseo de M. Petra. Respuesta del Arzobispo:

«Desde luego le he concedido el permiso y significo a V. Excelencia mi gratitud por haberse interesado en que se establezca en esta Diócesis un nuevo elemento de restauración moral que influirá poderosamente en el aumento de la piedad y de las prácticas de las virtudes cristianas.»
Así llegaron las Madres de Desamparados a Valencia a finales de mayo de 1893, junto al Noviciado, abrieron una obra asistencial, un Hogar para niñas necesitadas en que se atendían sus carencias y recibían formación humana y religiosa.

En Madre Petra hay unas líneas fundamentales que vertebran su pensamiento y su acción en lo que se refiere al plano educativo que se pueden concretar en los siguientes puntos:

  • La educación debe ser un medio para que los niños conozcan a Dios y opten por un estilo de vida acorde con su fe.
  • La preparación y la promoción humana de los educandos debe ser lo más completa posible.
  • La pedagogía más eficaz es la que está enraizada en el amor y la misericordia, y que, como consecuencia, emplea más el estímulo que el castigo.
  • El equilibrio, la mesura y la adaptación a la edad y a los condicionamientos de los educandos debe estar en la base de toda acción pedagógica.
  • En la tarea evangelizadora y educativa el testimonio tiene una fuerza especial: se evangeliza y se educa más con lo que se es que con lo que se dice.

Estas son las pautas que da a sus hijas y las que se tuvieron en cuenta en este incipiente Colegio que dio sus primeros pasos en el internado de niñas acogidas. Cuya primera piedra se colocó el 7 de diciembre de 1903 .
Se había echado la semilla que iría creciendo. El Colegio abrió sus puertas a niñas externas y. creció el número de alumnas, de aulas y, con el tiempo irían invadiendo los locales que ocupaban la misma Comunidad religiosa. Todo se quedaba estrecho y pequeño.
Siendo Superiora General Madre Caridad Serrano de San José, sueña con edificar un Colegio de planta en la huerta que rodea el antiguo edificio y con audacia y gran confianza en el Señor encarga del proyecto al Arquitecto D. Agustín. Borrell Sensat.

La primera piedra del nuevo edificio se puso el 28 de Mayo de 1961. Presidió el acto el Sr. Arzobispo de Valencia, Mons. Marcelino Olaechea y, como padrinos, los Sres. Cuñat. El paso al nuevo edificio se realizó en las vacaciones de Navidad del curso 1962- 63. Mucho entusiasmo se volcó en prepararlo todo con mimo y cariño. Novicias y Madres trabajaron, podríamos decir, noche y día. Estaba preparado el lugar para que la «siembra» siguiera dando frutos y frutos abundantes en formación cristiana, intelectual y deportiva.

Siendo Directora del Colegio Madre Ángel Mª Melgar de San José, las nuevas exigencias de la LOGSE hacen que el Colegio necesite nuevamente ampliarse. Ahora el encargado del proyecto es el Arquitecto D. José Luis Izquierdo Payán, y. surge el Pabellón Madre Petra que luce una línea airosa y atrevida. Las obras se terminaron el 5 de junio de 1998 y en septiembre ya sus aulas estaban llenas de la alegría de los niños. Este Pabellón mereció el » Premio de Arquitectura C.O.A.C.V. 1997 – 98″ .

En lo pedagógico hay un avance notorio desde los principios. Se fue adaptando a las exigencias de las reformas educativas y se van consiguiendo las necesarias autorizaciones.
Todo ha ido cambiando, adaptándose a los tiempos, hasta el uniforme colegial que pasó de aquel cuello blanco almidonado sobre uniforme negro y velo largo de tul blanco y guantes blancos para las fiestas, al azul marino, para cambiar al pichi de pata de gallo y últimamente la falda de cuadros escoceses.

Han ido pasando por el Centro distintas Religiosas como Directoras. Desde 1961: M. Esperanza Ordóñez, M. Clotilde Gutiérrez del Álamo, M. Dulce Mª Hernández, M. Mª del Mar Cabrera, M. Ángel Mª Melgar y M. Rosa Mª Balaguer.

Todo puede cambiar, legislación, Ordenes, personas, alumnos siempre y cuando se mantenga firme la convicción de que la educación no es sólo dar conocimientos, sino, junto a ello, transmitir valores, religiosos, humanos, sociales, que vayan formando a la persona de manera integra y mantener la ilusión, entrega y dedicación que requiere la labor docente.
Aquella pequeña semilla que se sembró en el año 1903 ya es árbol frondoso. Muchas son las generaciones que han pasado por sus aulas.
Muchos son los Profesionales que se han ido formando en nuestro Colegio Inmaculado Corazón de María.
Muchos los testimonios de cariño y agradecimiento de cuántos estudiaron, jugaron, rezaron, . entre sus muros.
Mucho el esfuerzo y cariño de Profesores seglares y Religiosas a favor de una formación integral y muchos también los premios en diferentes concursos y competiciones que han conseguido nuestros alumnos.
Pero sobre todo mucha la satisfacción de haber contribuido a que cada niño/a llegara a ser lo que era capaz de ser.


Claustro profesores

CLAUSTRO DE PROFESORES (Art. 75 RRI)
El Claustro de Profesores, es el órgano propio de participación del profesorado del Centro. Forman parte del mismo todos los profesores de enseñanzas curriculares del Centro y los orientadores.
Sus competencias son:

  • Participar en la elaboración del Proyecto Educativo del Centro propuesto por la Entidad Titular, así como en la Programación General Anual, en la evaluación del centro, el Plan de Normalización lingüística y las actividades complementarias y extraescolares.
  • Elaborar, aprobar y evaluar, bajo las directrices del Equipo directivo, las concreciones curriculares de la etapa correspondiente.
  • Promover iniciativas en el ámbito de la experimentación y de la investigación pedagógica.
  • Ser informado sobre las cuestiones que afecten a la globalidad del Centro.
  • Fijar y coordinar los criterios sobre evaluación y adaptaciones curriculares de los alumnos/as, así como determinar los criterios de promoción a las etapas correspondientes.
  • Elegir a sus representantes en el Consejo Escolar.
  • Proponer al Equipo Directivo cuantas iniciativas se estimen adecuadas para el buen funcionamiento de la acción educativa.


AMPA ICM

Información general

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos del Colegio ICM de Valencia, se halla integrada por sus Asociados de pleno derecho, que podrán ser los padres o tutores de los alumnos del Centro, y durante la vida escolar de éstos en el mismo.

FINES:

  • Asistir y ayudar a los padres o tutores de los alumnos del Centro en todo aquello que concierne a la educación de sus hijos.
  • Velar por el respeto a los derechos de los alumnos.
  • Participar y colaborar en la tarea educativa y formativa del Colegio, promoviendo y facilitando, desde la observancia y el respeto al Proyecto Educativo, la representación y participación de los padres en su gestión, colaborando con sus recursos personales y materiales en sus actividades educativas, informando al Colegio de cualquier incidencia o circunstancia que sea de interés y/o pueda surgir y proponiendo alternativas y mejoras.
  • Representar los intereses generales de los padres ante las instancias educativas y otros organismos.
    Promover actividades encaminadas a la formación de los padres y a su integración en el proceso educativo


Contacta con nosotros

¿Quieres escribirnos?

Nos encantará recibir noticias tuyas.


Normas de Convivencia

NORMAS BÁSICAS (extracto de las normas de convivencia del RRI)

Aprender a vivir juntos, aprender a convivir con los demás, además de constituir una finalidad esencial de la educación, representa uno de los principales retos para los sistemas educativos actuales.

La CONVIVENCIA, además de ser un medio de aprendizaje en sí mismo, proporciona también el entorno adecuado para desarrollar la acción educativa. La disciplina es un valor educativo que nos ayuda a todos y se ha de conseguir entre todos.

Todo profesor ha de sentirse responsable de lograr que los alumnos/as cumplan las normas establecidas por la comunidad educativa.

DEBER DE ESTUDIO, ASISTENCIA A CLASE, RESPETO.

El estudio es un deber básico de los alumnos/as, que comporta el desarrollo y aprovechamiento de sus aptitudes personales y de los conocimientos que se impartan. A través del aprendizaje efectivo los alumnos/as adquieren una formación integral que les permita alcanzar el pleno desarrollo de su personalidad.

Este deber básico requiere esfuerzo, disciplina y responsabilidad y se concreta en las siguientes obligaciones:

  • Tener una actitud activa, participativa y atenta en clase sin interrumpir ni alterar el normal funcionamiento de las clases.
  • Participar en las actividades formativas orientadas al desarrollo del currículo y programadas en el calendario escolar.
  • Realizar el esfuerzo necesario en función de su capacidad para comprender y asimilar los contenidos de las distintas áreas, asignatura y módulos.
  • Utilizar un tono correcto en sus intervenciones, escuchar, evitar el lenguaje ofensivo y discriminatorio, malos gestos y cualquier tipo de violencia en las relaciones con los demás.
  • Está prohibido fumar, beber alcohol y consumir sustancias nocivas para la salud en todo el recinto escolar.
  • El alumno/a es responsable de remitir a la familia la información facilitada por el Centro.

HORARIOS, ASISTENCIA Y PUNTUALIDAD.

  • La asistencia es un requisito indispensable. Los casos de ausencia prevista se han de justificar con antelación y los padres tendrán que avisar al tutor/a a través de la agenda. Las ausencias imprevistas se han de justificar telefónicamente y posteriormente por escrito al tutor/a.
  • El alumno/a debe asistir a clase con puntualidad, y aquellos alumnos/as que lleguen tarde sistemáticamente, al inicio del comienzo de clases (por la mañana, por la tarde o después del recreo), tendrá la medida disciplinaria correspondiente.
  • Puntualidad: El alumno/a no puede entrar en el aula después del profesor/a
  • Ningún alumno/a puede salir del Colegio en horario escolar, a no ser por causa justificada: los padres se lo notificarán por escrito al tutor/a y vendrán a recoger al alumno/a al Colegio.
  • Los alumnos/as de Bachillerato pueden salir del Centro en horario escolar, por causa justificada, y previa notificación escrita de los padres al tutor/a.
  • No está permitida la entrada a personas ajenas al Centro sin autorización.
  • Se debe abandonar el recinto escolar al terminar la jornada lectiva, a no ser que se participe en actividades programadas por el Centro.
  • La asistencia a las clases y a todas las actividades organizadas por el Colegio, en horario escolar, es obligatoria.
  • Las faltas de asistencia deben ser notificadas al tutor/a por las familias, indicando la causa de la ausencia. Las ausencias prevista se notificarán con antelación al tutor/a. El equipo de tutores/as se reserva el derecho de valorar la justificación de las faltas de asistencia.
  • La familia será informada en cada evaluación del número de horas a las que han faltado sus hijos durante la evaluación a través del boletín de notas y de la plataforma digital.
  • El profesor/a hará constar en el parte de clase las faltas de asistencia y puntualidad de los alumno/as.
  • Cuando el número de faltas de asistencia, sin justificar en una evaluación supere el 10% de las horas lectivas de la asignatura, el alumno/a no será evaluado por falta de escolaridad.

UNIFORME.

  • El uniforme es el establecido por el Colegio. Los complementos (abrigo, bufanda, guantes… han de ser del mismo color que el uniforme, según etapas educativas. Ninguna prenda podrá ser sustituida por otras parecidas o similares.
  • La tarea colectiva y específica del aprendizaje en el Colegio exige una imagen externa adecuada (ausencia de maquillaje, peinado correcto, no pearcings, no collares…) al entorno educativo.
  • Para las clases de E. Física todos los alumno/as deben traer el vestuario específico y material deportivo que indique el profesor de la asignatura. Sólo se utilizará el día de E. Física

NIVEL ACADÉMICO, VISITAS CULTURALES, CONVIVENCIAS.

  • Se han de presentar los deberes y trabajos puntualmente. En caso de falta se anotará como incidencia en la agenda y si es reiterativo a través de un parte disciplinario.
  • Es indispensable la presencia del alumno/a el día del examen, obviamente durante el examen pero también durante las horas previas al mismo. La falta ha de estar debidamente justificada.
  • No está permitido el uso de entretenimientos ni de cualquier tipo de aparato (móvil, mp3, PSP…) en el colegio. El profesor recogerá dicho aparato y se lo devolverá al alumno/a al cabo de un mes.
  • La copia de un examen o el intento, comportará la calificación negativa de la prueba realizada.
  • Las visitas culturales, convivencias… han de ser de tipo educativo y deben plantearse siempre de acuerdo a unos objetivos. Al finalizar la actividad se hará una evaluación sobre la misma. Todos los alumnos/as deben participar. A los alumnos/as que no asistan se les asignará un trabajo alternativo para evaluarlo. Si un alumno/a no participa tiene que asistir al Centro.

CAMBIOS DE CLASE, RECREOS.

  • Las bajadas y subidas generales se hacen por las puertas y escaleras asignadas a cada grupo.
  • Movimiento en los pasillos: Los cambios de clase se harán de forma rápida y ordenada. Los alumnos/as sólo podrán utilizar las escaleras indicadas.
  • Durante las horas de clase no se puede salir del aula.
  • En el cambio de clases los alumnos/as permanecerán en el aula preparando el material necesario para la siguiente asignatura. En caso de que se deba acudir a otro espacio, se hará con la mayor rapidez posible y con un comportamiento correcto, siempre acompañados del profesor correspondiente.
  • Se debe cuidar la limpieza del patio. Se utilizarán correctamente las papeleras.
  • Está prohibido utilizar balones de reglamento, se utilizarán balones de espuma.
  • Cuando suene la música, los alumnos/as subirán, sin demora, a las aulas.
  • Se prohibe usar en el Centro patines, bicicletas, monopatines…
  • No se permite comer ni golosinas ni chicles en clase. El patio es el lugar donde se puede comer el bocadillo.
  • En los recreos y a mediodía se utilizarán los servicios del patio.
  • El tiempo de recreo tiene lugar en el patio. Los alumnos/as no podrán quedarse en los pasillos, ni en las clases, ni en los lavabos.
  • El abandono del recinto escolar sin permiso se considerará una falta grave.

INSTALACIONES Y MOBILIARIO.

  • Se deben utilizar de forma correcta todas las instalaciones del Centro. Se tendrá especial cuidado en las zonas de uso común (pasillos, cuartos de baño…)
  • Los alumnos/as limpiarán aquello que ensucien y en caso de desperfecto, repararán económicamente los daños causados.
  • Las aulas deben utilizarse exclusivamente para trabajar y estudiar. Los alumnos/as son responsables del aula que ocupan, deben mantenerla limpia y utilizar adecuadamente el material que en ella se encuentre. Los pupitres deben permanecer ordenados y limpios.
  • Al terminar las clases y con el fin de favorecer la limpieza, las aulas deben quedar en orden: los pupitres ordenados, el material escolar en el cajón, en la mochila o en el armario debidamente ordenado, el suelo sin objetos y las luces apagadas.

PADRES.

Porque creemos que los padres son los primeros y principales maestros de sus hijos/as, su presencia y participación son imprescindibles para poder realizar nuestro proyecto educativo. Propiciamos espacios de reflexión para establecer una búsqueda común que nos ayude a hacer una relectura de la realidad y así encontrar líneas de acción que mejoren la labor educativa.

La comunicación escuela-familia se establece mediante:

  • El diálogo informal
  • Las reuniones de padres
  • Las entrevistas con los tutores
  • Los encuentros de reflexión

Queremos ser “Family Friendly” que se traduce en una mayor confianza e interacción entre familia y escuela para educar a sus hijos.

COMEDOR Y PATIO DE MEDIODÍA.

  • Los alumnos/as que no utilicen el servicio de comedor no pueden permanecer en el recinto escolar a mediodía, excepto los alumnos/as que tengan una actividad programada y autorizada por Dirección.
  • Los alumnos/as que utilicen el servicio de comedor no pueden salir del Colegio, si los padres no vienen a recogerlos y previamente han informado al tutor/a respectivo/a.
  • Los alumnos/as entrarán en el comedor cuando el profesor responsable les avise.
  • Los alumnos/as deben dirigirse con educación al personal del comedor.


Misión, Visión y Valores

Misión, visión y valores

Nuestra misión: evangelizar.

Madre Petra

El Colegio Inmaculado Corazón de María, es un Centro Educativo de la Congregación Madres de Desamparados y San José de la Montaña. Nuestra fundadora la Beata Petra de San José fundó la Congregación en 1881 (Málaga), llegó a Valencia a finales de mayo de 1893 y el 7 de diciembre de 1903 se colocó la primera piedra del edificio que albergó la actividad educativa y social en la Avda. San José de la Montaña, 15. Poco a poco el número de alumnos fue creciendo y las instalaciones quedaron pequeñas. El 28 de mayo de 1961 se puso la primera piedra del actual edificio; se edificó en la huerta de la casa primitiva.

En colaboración con las familias y con el deseo de que el alumno sea el protagonista de su aprendizaje, la Comunidad educativa del Colegio Inmaculado Corazón de María promueve la educación integral de los alumnos desde una visión trascendente de la persona y del mundo que propone a Jesucristo como máxima realización del ser humano.

Trabajamos por conseguir la excelencia humana y cristiana de nuestros alumnos y eso requiere sumar esfuerzos de todos los que perseguimos el mismo objetivo; para ello contamos, en primer lugar, con recursos humanos competentes tanto en formación como en trabajo en equipo.

La Comunidad Educativa formada por los alumnos, sus familias, las Religiosas, los profesores y el personal de administración y servicios, animados por los mismo valores y con un fuerte sentimiento de pertenencia al Centro, constituye el principal recurso humano del Colegio.

El Colegio Inmaculado Corazón de María es una escuela integradora que, desde su concepción trascendente del mundo y del ser humano, atiende a la formación de la totalidad de la persona. Es un Centro Educativo de la Iglesia Católica que transparenta el Mensaje de Jesucristo y donde se promueven los valores evangélicos, en un ambiente en el que todos, educadores, alumnos y padres, pueden madurar en su fe personal y encontrar momentos para expresarla y dar testimonio de ella.

Es de calidad por su facilidad para evolucionar y estar comprometida con un modelo de gestión de calidad que implica a todos los miembros de la Comunidad Educativa. Abarca procesos de análisis de rendimiento, que aplica de forma sistemática y continua, en proceso de mejora y renovación constante.
diferenciada. Evaluada no solamente por el nivel intelectual y académico de los conocimientos impartidos, sino también por su capacidad y eficacia para formar personas libres, solidarias con los demás y abiertas a lo trascendente y comprometidas en la mejora de la sociedad.

El Colegio para cumplir su misión y ser coherente con la visión que desea proyectar, opta por principios y valores que guían, motivan e ilusionan nuestra actividad. Es en la persona del alumno donde quedan reflejados estos principios y valores:

  • La persona que se hace y crece desde dentro de sí misma, que se valora por la calidad de sus motivaciones y razones para vivir ella misma y en relación con los demás.
  • La persona, que desde su libertad no sólo es capaz de trabajar para otros sino que tiene como ideal de su realización humana el poder llegar a ser y a vivir para los demás.
  • La persona, que reacciona activamente ante toda forma de deshumanización, injusticia, discriminación, insolidaridad… porque sus actitudes más profundas son de justicia, fraternidad, libertad, solidaridad, elementos básicos para construir una sociedad en la que no se atente contra la dignidad humana y se pueda vivir en paz.
  • La persona, que es capaz de suscitar en sí misma y en otros una esperanza creadora y superadora de las inercias y resistencias propias y ajenas.
    La persona, que busca el desarrollo de su personalidad también por el esfuerzo y el éxito académico, no en emuladora competición con otros, sino en colaboración y solidaridad con todos.
  • La persona, que para lograr el ideal de su realización, hace objetivo importante de su vida el servicio de la fe y la promoción de la justicia.

El Colegio, al proponer esta misión, visión y valores inspirados en el Evangelio, lo hace desde el respeto a otras creencias. Ofrece su visión cristiana del hombre y de la sociedad en la convicción de que los valores de la persona humana quedan plenamente iluminados y promovidos con el anuncia del mensaje de Jesucristo.
A partir de estos valores, que por ser cristianos son plenamente humanos, el Colegio quiere conseguir que todo lo nocional aprendido por sus alumnos pase a ser real en su manera de actuar en el Colegio y en la vida.